Papá y la identidad

Tres cosas que papá hace para afirmar la identidad en sus hijas

Tengo dos hermosas hijas que Dios me permitió cuidar, amar y proteger, mis hijas María Fernanda de 15 años y María Belén de 10, se han convertido en mi tesoro y en lo más valioso que tengo y a lo largo de estos años he podido ver e identificar lo importante que es afirmar su identidad como hijas de Dios y como mujeres.  El vínculo entre padre e hija es determinante para su vida como adulta. Un vínculo sano contribuye al desarrollo de una mujer con autoestima, consciente no solo de su belleza sino también de su valor.

  1. Para una buena afirmación de su identidad es necesario fomentar su autoestima mostrándole tu amor y tu respeto, sin importar la edad que tenga tu hija. La autoestima de las niñas se construye desde muy pequeñas y depende en gran medida de la relación que construya contigo, su padre.
  2. Tus palabras influyen en tus hijas y su personalidad. Algunos apodos como princesa invocan una serie de conceptos que no están aceptados socialmente hoy en día. Si deseas que tus hijas sean fuertes y que tengan determinación deberás usar calificativos que evoquen esa fortaleza y determinación. En primer lugar, son creación de Dios, hechas a su imagen y semejanza, ya Dios puso identidad en ellas. Como mujeres, como hijas, como hechura suya.
  3. Trata a su madre con bondad y respeto. Tu hija necesita una imagen femenina de valor, digna de ser bien tratada, para tener una medida de su propia construcción personal. Amando a mi esposa y respetándola siempre y delante de mis hijas, creo una seguridad en ellas.

“Ustedes ya son hijos. Dios ha enviado a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo, que clama:

“¡Abba! ¡Padre!” Así que ya no eres esclavo sino hijo; y como eres hijo, Dios te ha hecho también heredero”. Gálatasl.4:6-7.

Somos sus hijos amados y podemos vivir en una relación íntima de padre e hijo. Probablemente algunas niñas no hayan tenido una buena relación con su padre terrenal y por ello les cuesta tanto ver a Dios en una relación entre Padre e hija, pero lo que Dios tenía pensado era una relación de confianza, de amor. Comienza a mostrarle a tu hija el amor del Padre celestial a través de tus cuidados y amor.

 

Fernando Mazariegos

Somos Worship House

También te puede interesar:

Primera generación

Si tienes la dicha de tener cerca a los abuelos de tus hijos, gozas de ese tiempo que ellos les dan sin prisa, no hay presiones de crianza o corrección.

Leer más »