El mejor alimento

Panal de miel son palabras amables: endulzan la vida y dan salud al cuerpo.

Proverbios 16:24

Cuando nace un bebé, nace una mamá y un papá. Los recién nacidos no vienen con un manual o instrucciones de uso; no se puede tener la certeza si se hace bien. Te puedo decir que el corazón acompañado de la sabiduría de Dios sabe cuáles son las decisiones correctas. Sin embargo, es importante que te apoyes en la investigación y lectura de temas, además de las sugerencias de tu pediatra. La paternidad y la maternidad no es una labor en solitario. 

Por ejemplo, la transición de los alimentos es un tema con muchas variaciones en la actualidad. Pero informarte bien tendrá como resultado una nutrición adecuada y positiva para el crecimiento y desarrollo del bebé.

Ahora bien, la alimentación complementaria es el proceso que inicia cuando la leche materna no es suficiente para cubrir los requerimientos nutricionales del lactante. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la UNICEF, la alimentación complementaria es adecuada y segura a partir de los 6 meses de vida. Incluso después de la introducción de los alimentos complementarios, la lactancia materna continúa siendo una fuente de nutrientes para el bebé. La leche materna aporta el 50% de las necesidades de energía hasta el año, y un tercio durante el segundo año.[1]

Actualmente, el método BLW (Baby Led Weaning) o alimentación autorregulada por el bebé propone la combinación de alimentos sólidos con la leche materna, según la Asociación Española de Pediatría.[2] Sin embargo, también está la vieja escuela, puedes iniciar poco a poco con esa transición, por ejemplo, empezar con papillas. Evita darle alimento procesado hasta los 2 o 3 años. Procura que todo sea preparado en casa: compotas, purés, salsas, pollo y condimentos para que sea natural. Cada familia se acopla a las posibilidades económicas y de tiempo.

Los bebés crecen, permíteles ensuciarse, que tocar su comida y sentir las texturas. A veces los pequeños, luego del año, tienen etapas de no comer nada, pero puedes hacer atractivos los alimentos ricos en nutrientes. Pero recuerda que todo parte de nuestra creatividad y del amor que vivimos por el regalo de Dios.

Carmen de García

[1] La alimentación del lactante y del niño pequeño. (2010). OMS. Washington DC. OPS.

[2] Recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría sobre la alimentación completaría. (2018). Asociación Española de Pediatría.

También te puede interesar:

Afirmaciones positivas

Enseña y confirma el valor tan grande que tienen tus hijas, sembrando en ellas fe y que sepan que Dios las ama y tiene planes grandes y buenos para su vida.

Leer más »

La regla de oro

La empatía es la capacidad de entender la vida emocional de quienes nos rodean. Es una valiosa regla de oro para que permanezca en nuestros hogares.

Leer más »