¡Confía!

Cinco cosas que quiero que mis hijos sepan sobre la confianza

Podríamos decir que la confianza es la esperanza firme que se tiene de alguien o de algo. Como padres, desde el nacimiento de nuestros hijos, somos los encargados de transmitir esa confianza al suplir cada una de sus necesidades, lo cual provoca que seamos las primeras personas en quienes los hijos confían. Sin saberlo o sin conocer el significado exacto de la palabra confianza ellos ya confían en nosotros.

A lo largo de su vida queremos que nuestros hijos aprendan de la confianza lo siguiente:

  1. Confianza en Dios. Para nosotros, que creemos en Jesús, es importante transmitir nuestra fe a nuestros hijos y enseñarles la importancia de confiar en Dios sin importar las circunstancias en las que nos encontremos, porque si nos ven a nosotros confiar en Él, sin duda ellos también lo harán.

Una de las cosas que como familia acostumbramos a hacer para fomentar la confianza en Dios es la lectura de Su Palabra ya que al leerla nuestros hijos conocen más de Sus maravillas y estamos seguros de que aumentará su fe y confianza en el Señor.

2. Confianza en sí mismos. Enseñarles que Dios los creó a cada uno con sus virtudes y cualidades, con un propósito y que deben confiar que todo lo pueden hacer en Cristo que los fortalece (Filipenses 4:13).

3. Confianza en las demás personas. Que sepan que, aunque se encuentren con personas que no tengan buenas intenciones, siempre habrá alguien en quien puedan confiar. Debemos pedirle a Dios que ponga a las personas correctas en su camino y les dé sabiduría para saber en quién depositar su confianza.

4. Ser personas confiables. Nuestra oración es para que nuestros hijos sean personas de bien, de buen nombre, honorables y en quienes los demás puedan confiar, quienes puedan dar un consejo y ser de ayuda para quienes lo necesiten.

5. Vivir confiados. Que sus ojos estén siempre puestos en Jesús (Hebreos 12:2), que su confianza y su ayuda siempre vengan de parte de Dios, que sepan que cuando tengan dificultad, podrán estar confiados en que el Señor los tiene tomados de Su mano y que Él los ayudará en cualquier circunstancia. Como dice Hebreos 4:16: “Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro”.

Creemos que lo más importante de los puntos anteriores se resume en la confianza que debemos tenerle a Dios, porque si nos dejamos guiar por Él, todo, absolutamente todo saldrá bien conforme a Sus propósitos. Él es a quien debemos entregarle toda nuestra confianza. Proverbios 3:26 dice: “Porque Jehová será tu confianza, y él preservará tu pie de quedar preso”. Si depositamos toda nuestra confianza en Dios, Él nos cuidará.

¡Confía siempre en Dios!

Evita y Marco Alay

También te puede interesar:

¡Confía!

Como padres, desde el nacimiento de nuestros hijos, somos los encargados de transmitir esa confianza al suplir cada una de sus necesidades, lo cual provoca que seamos las primeras personas en quienes los hijos confían. Sin saberlo o sin conocer el significado exacto de la palabra confianza ellos ya confían en nosotros.

Leer más »

¡Papá, te escucho!

No permitamos que nada ni nadie nos venga a interrumpir cuando nuestros hijos necesitan escucharnos.
Debemos ser cuidadosos de lo que les decimos a nuestros hijos.

Leer más »